lunes, 22 de agosto de 2011

Las Tres Edades y el paso del tiempo en Imágenes: pinturas de la infancia a la vejez

"Las tres edades de la vida" es uno de los temas más interesantes en la historia de la pintura de la vejez y la muerte. Las tres edades reflexiona acerca del paso del tiempo en el cuerpo, el cambio, la reproducción, el envejecimiento y la mortalidad. Pero... ¿son tres edades o son cuatro? unos dirían que son la juventud, la madurez y la vejez, y otros afirmarían que son la infancia, la juventud, la madurez y la vejez. La historia del arte muestra varias versiones, entre las cuales se destacan tres momentos en la vida de la mujer legados a su condición reprioductiva: la niña, la madre y la abuela.

Las pinturas más conocidas sobre este tema son  "Las tres edades y la muerte", "Las tres edades de la mujer y la muerte", ambas del alemán Hans Baldung (1484 -1545) llamado Grien (pupilo de Durero o Dürer) por el uso de fondos verdes, y "Las tres edades de la mujer" del austriaco Gustav Klimt (1862- 1918).

Las tres edades y la Muerte
Hans Baldung Grien
Baldung pintó sus obras sobre retablos, como era acostumbrado en la época. Las obras expresan el momento mori y la "ley del tiempo", representando con ello el camino inevitable que va de la belleza a la decrepitud. En la primera pintura, la Muerte se lleva a una anciana, sosteniendo un reloj de arena en su mano derecha. Su tiempo se ha terminado... en la mano izquierda tiene la hoz...

El paisaje es marchito y la atmósfera es casi sepulcral. Parece que no están en este mundo: podríamos afirmar que están en "el mundo del inconsciente", puesto que esta obra, más que nada, saca a flote un arquetipo de las edades, la muerte y el cambio natural. La figura del niño representa la "primera edad" y el Búho tal vez hace de Símbolo de la sabiduría. También es importante notar que no en vano Baldung ha pintado mujeres. La reproducción como contra-efecto de la muerte es un elemento clave en la lectura de estas imágenes.

Baldung fue un pintor prolífico y colorista... estaba interesado en la hechicería, como lo estaba la sociedad de su época, la cual, además, vinculaba a la mujer con el demonio. Lo anterior ha llegado hasta nuestros días y nuestra sociedad aún estereotipa a las ancianas como probables brujas.

La segunda obra de Baldung tiene un nombre similar: "Las Tres Edades de la Mujer y la Muerte" o "Las Tres edades de la Vida y la Muerte", aunque en un catálogo de mitad de siglo XX se le nombraba como "La belleza y la Muerte". En todo caso, es cierto que se expresa el paso del tiempo sobre el cuerpo, el efecto del tiempo sobre la belleza del cuerpo, el cambio de la piel, del color, de la vitalidad.

Al parecer los nombres de las obras han cambiado al pasar de los siglos. Ésta segunda obra es distinta: una lectura rápida nos dice que la muerte ha puesto el reloj de arena sobre la mujer joven y bella que se contempla en un espejo; parece advertir "la belleza no es para siempre". La anciana que está detrás suyo parece confirmarlo con el gesto de su rostro. En el suelo también hay un infante, esta vez cubriéndose con un velo.


Gustav Klimt también pintó en un retablo su propia versión modernista, sensual y ornamentada de las Tres Edades de la Mujer (1905). Klimt Retoma la referencia de Baldung y el paso del tiempo reflejado en el cuerpo, pero en un ambiente más abstracto y, tal vez, amable. Está en un espacio más ornamental que onírico. La figura marrón de la anciana y su expresión de pesadumbre es una continuidad en la representación del paso del tiempo, no obstante la figura de la muerte ya no está. Tal vez aquí la muerte es el vacío, el recuadro negro en el fondo. La obra de Klimt es una excelente pieza de arte, pero se echa de menos la fuerza, casi atemorizante, de las referencias de Baldung.





2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hola Rachida, aunque es una obra en la época del renacimiento, usualmente la clasifican dentro del Simbolismo. Esta última categoría expresa unas características independientemente del periodo histórico. Un saludo ;)

      Eliminar