viernes, 19 de octubre de 2012

Gilgamesh y Utanapistim: una historia sumeria sobre la eterna juventud

Los nombres de Gilgamesh y Utanapistim son inseparables, estos dos personajes se conocieron porque el primero le imploró al segundo que le revelase qué hacer para ser inmortal. Utanapism, había vivido centurias y guardaba el secreto de la longevidad.

Su encuentro es un referénte mitológico que vincula a la cultura sumeria con el génesis judeocristiano a través del relato del diluvio universal y el "marinero" Noé. Parecen muchos cabos para conectar pero ya se mostrará qué conecta con qué. La lectura del Texto "El Folklor en el Antiguo Testamento" de J. G. Frazer (única edición en español publicada por el FCE en los 80) revela de qué trata esta historia y cuál es la similitud entra la épica de Gilgamesh y la historia del diluvio universal.


Gilgamesh (Louvre)

Gilgamesh


La épica de Gilgamesh, también conocido como Istubar,  es la narración de las aventuras de Gilgamesh, rey Sumerio de la antigua Babilonia sumeria en la ciudad de Uruk hacia el año 2650 a,c (en el siglo 27 antes de cristo!!!).

Según dice la leyenda, el dios sumerio central, Anu, había solicitado a la diosa de la fertilidad y madre divina Aruru o Ninhursag la creación de un héroe, Enkidu, para que hiciera frente a Gilgamesh, porque éste era un soberano déspota y despiadado, pero con gran fuerza.

Después de un árduo enfrentamiento Gilgamesh vence a Enkidu, pero la árdua lucha ya los había convertido en amigos. En ese momento dejan la ciudad y parten juntos en busca de aventuras.

Más tarde Gilgamesh rechaza las insinuaciones de la diosa del amor Inanna, la cual, decepcionada, envía el Toro de las Tempestadaes para que acabe con ellos y arrase la ciudad. Pero Gilgamesh y Enkidu lo vencen y fulminan.

La indignación de los dioses por la muerte del toro resulta en el fin de Enkindu, a quien le es quitada la vida como castigo. Afligido por la muerte de su amigo, de allí en adelante Gilgamesh se centra en la búsqueda de la inmortalidad o la eterna juventud.

Utanapistim, el primer inmortal


Después de pasar muchas pruebas, por ejemplo superar al hombre y a la mujer escorpión, Gilgamesh finalmente encuentra a su antepasado remoto: Utanapistim. Este anciano pariente revela al rey Gilgamesh que la inmortalidad no es accesible a los hombres. En el mundo sumerio Utanapistim (También llamado Ziusdra y Atrahasis) era una especie de hermitaño que se había retirado con su esposa de la civilización a causa de su inmortalidad, la cual había recibido como regalo de los dioses.

Desconcertado por la negativa, Gilgamesh pregunta a Utanapistim cómo él ha conseguido ser inmortal. Utanapistim le confiesa el origen de su condición: un día los dioses enviaron una gran inundación que arrasó con la humanidad excepto él y su familia, quien por la gracia del dios de la sabiduría Ea, se había salvado previas instrucciones de construir un arca de madera en la cual debería reunir a las especies animales. Cuando pasó el diluvio los dioses le concedieron la vida eterna.

Gracias a la persuasión de su esposa, Utanapistim le dice a Gilgamesh que, no obstante,  existe una planta con la maravillosa facultad de renovar la juventud a quien la pruebe. El nombre de la planta es "El viejo se vuelve joven". Gilgamesh tiene la gran suerte de encontrarla, y con ella en mano empieza su camino de regreso a Uturk. En algún momento se detiene para tomar un baño, y en un descuido, la serpiente le roba la planta y la aprovecha para ella misma. Gilgamesh regresa a casa donde finalmente muere.

Gilgamesh y el Toro
de las Tempestades

Utanapistim y la leyenda del diluvio universal


De acuerdo con el antropólogo J. G. Frazer esta historia encierra varios de los mitos del antiguo testamento; no sólo es un referente importantísimo sobre el relato del diluvio universal tan atribuido a la cristiandad en los siglos recientes, sino que además es, probablemente, un mito más antiguo que el génesis del pentateuco.

Frazer afirma que la épica de Gilgamesh es más antigua y que tiene los elementos básicos de la narración sobre la vida eterna, en la cual la serpiente es la que termina beneficiada, y a raíz de lo cual se permite concluir la común relación que se hace entre el cambio de piel de la serpiente y la juventud permanente.

Siguiendo la lectura de Frazer también es importante mencionar que en el S XIX George Smith, del museo británico, después de un trabajo infinito recompuso las tablillas de arcilla escritas en carácteres cuneiformes donde se narraba la épica de Gilgamesh y que habían sido encontradas durante excavaciones arqueológicas en Nínive. El sitio eran los restos de la expléndida biblioteca hecha por el último gran rey Asirio Asurbanipal en el siglo IX antes de cristo.

En el año 2003 se presumió que la tumba de Gilgamesh había sido descubierta en la que fuera la antigua ciudad de Uruk en Irak.
(Se puede ver la noticia en http://news.bbc.co.uk/2/hi/science/nature/2982891.stm)

No hay comentarios:

Publicar un comentario