martes, 27 de octubre de 2015

Hacia una visión positiva de la vejez

Siguiendo el ciclo de la vida, todos nos hacemos mayores. La manera en que lo hagamos puede distar mucho de unos a otros y estará determinada por las pérdidas y ganancias asociadas a la vejez. Una de las funciones del psicólogo comienza por desarrollar una visión positiva de la vejez, huyendo de estas pérdidas y promoviendo el envejecimiento saludable. Este es uno de los objetivos de la psicología de la vejez.


Foto de Justine Furmanczyk


Tal como vimos en el artículo en el que nos adentrábamos en el ámbito de la psicogerontología, el envejecimiento es un continuo que está sujeto a cambios en cada una de las esferas que conforman a la persona. Estos cambios pueden aparecer en forma de pérdidas y ganancias.

Hacia una visión positiva de la vejez


Tradicionalmente, los estudios e investigaciones en relación a la vejez se han centrado en las pérdidas que acompañan a esta etapa, no desarrollándose hasta los últimos años estudios que tratasen el envejecimiento desde el punto de vista de las ganancias o sino, desde el mantenimiento de una vida saludable a nivel biológico, psicológico y social.

Este hincapié en las pérdidas puede estar ocasionado por la necesidad de paliar lo que estas suponen tanto para la persona a nivel individual como para la sociedad y por la gran cantidad de estereotipos sobre el envejecimiento.

En este sentido, se hace realmente necesario desde el punto de vista de la psicología que nos centremos en las ganancias, para así conseguir romper poco a poco con dichos estereotipos sociales generados. En base a ello ha nacido el concepto de envejecimiento activo o saludable, muy unido al de envejecimiento satisfactorio o con éxito. 

Para comenzar a adentrarnos en rasgos generales al envejecimiento saludable deben ser enumerados una serie de conceptos con los que en momentos sucesivos podemos ir trabajando:
  • Envejecimiento saludable, con éxito o satisfactorio: Referido a el cumplimiento de una serie de características físicas, psicológicas y sociales, así como a una serie de procesos de afrontamiento de los cambios que determinan el disfrute de bienestar y satisfacción en el proceso de la vejez.
  • Generatividad: Muy relacionada con el concepto anterior, la generatividad supone el interés por guiar y asegurar el bienestar de las nuevas generaciones y por dejar un legado. Supone "creación", "utilidad" y "productividad" como una vía para conseguir satisfación vital.
  • Sabiduría: Tal como lo define la RAE es ese "grado alto de conocimiento", "conducta prudente en la vida"y "conocimiento profundo de las disciplinas". En el ámbito que nos atañe hablamos de esa experiencia de los mayores, ese camino andado con el que cuentan las personas mayores debido a su ciclo vital.
  • Jubilación: Se trata de un proceso de transición por el que pasa la persona y que supone cambiar de ser trabajador a jubilado, es decir, desocupado de obligaciones laborales. Como una persona afronte el proceso de jubilación es importante para promover el desarrollo de un envejecimiento activo.

Llegar a la vejez no supone comenzar a lidiar con acontecimientos vinculados a pérdidas sino que debe empezar a verse como una oportunidad de crecimiento, como una etapa vital en la que también puede haber ganancias asociadas.

Para profundizar sobre el tema sigue este enlace.



No hay comentarios:

Publicar un comentario