lunes, 30 de noviembre de 2015

Conclusión del doctor Grave E. Bird sobre los centenarios


En el libro "la Vejez" de Simone de Beauvoir se cita una conclusión de un estudio realizado por el doctor Grave E. Bird en los años 60 del siglo pasado, durante 20 años, en un grupo de 400 centenarios. En el estudio afirma que:
"La mayoría de los individuos de este grupo bosquejan para el futuro planes precisos, se interesan en los asuntos públicos, manifiestan entusiasmos juveniles, tienen sus manías, un sentido agudo del humor, un apetito sólido, una resistencia extraordinaria. Gozan en general de una perfecta salud intelectual, son optimistas y no manifiestan el menor temor a la muerte" (Beauvoir, 1970: 646)

La vejez - Simone de Beauvoir


Comenta de Beauvoir que el estudio del doctor Grave E. Bird concuerda con los resultados del doctor Delore, quien en 1959 había realizado otra investigación y una encuesta entre los centenarios de Francia, entre 600 y 700 personas, la mayoría viviendo en Bretaña.

Al igual que en el texto citado, el doctor Delore resalta que las características en común de estos centenarios en Francia eran que:

- Mantenían un estado físico relativamente activo (por ejemplo jugaban billar)
- Las mujeres eran muy activas en actividades intelectuales y de coordinación (leer o tejer, por ejemplo)
- Tenían un carácter independiente
- Tenían sentido del humor
- Tenían gusto por las relaciones sociales
- Comían poco pero eran golosos
- Tener un peso corporal bajo (ninguna de las mujeres pesaba más de 60 kg)

Se infiere de estas dos "noticias" que la actitud, la animosidad, la visión hacia el futuro, las relaciones sociales, es decir, todo aquello que está en manos de la voluntad y el estilo de vida, juega a favor de la longevidad y una vejez saludable. Si bien está todo por descubrirse a propósito del envejecimiento, es innegable que estos factores influyen positivamente el funcionamiento biológico del sistema llamado "cuerpo". Cita de Beauvoir que Galeno en el siglo II ya tomaba como ejemplos al viejo médico Antíoco que a los 80 años todavía visitaba sus enfermos y asistía a asambleas políticas, y al gramático Telefos que conservó hasta casi los 100 años una magnífica salud.

El plano intangible del pensamiento influye los procesos biológicos y el fenómeno del envejecimiento es una buena arena para entender cómo ocurre esto. Se ha dicho en más de una ocasión que la información se transforma en información biológica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario