¿Cuál es la diferencia entre geriatría y gerontología?

Diferencia entre geriatría y gerontología

Mientras que la geriatría es una rama de la medicina (medicina geriátrica), la gerontología es un campo de estudios interdisciplinar que investiga los aspectos sociales, culturales, económicos y biológicos del envejecimiento humano. Para ser médico geriatra hace falta haber estudiado medicina, hay que ser doctor. Mientras que en el campo de la gerontología participan muchos tipos de profesionales como sociólogos, terapeutas, médicos (por supuesto), enfermeros, trabajadores sociales, entre otros.

Diferencia principal entre geriatría y gerontología

La principal diferencia entre la geriatría y la gerontología está en su enfoque. La geriatría tiene un enfoque solamente médico, trata la salud y la enfermedad en personas que se consideran en la vejez y su objetivo es la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y rehabilitación. Por lo tanto, tiene un enfoque más biomédico, en el cual el médico geriatra es el especialista que trata al paciente que está en la vejez. El periodo de la vida que llamamos «vejez» o Tercera Edad es diferente de la niñez o la adultez, y requiere una comprensión y tratamiento médico más adecuado y específico. La geriatría implica que hay una aproximación médica hacia un paciente que, en términos generales, está en una situación de riesgo y puede presentar algún grado de dependencia y plurienfermedad.

La gerontología tiene un enfoque multidisciplinar, integral y holístico. El enfoque de la gerontología es diferente del enfoque de la geriatría. No solo trata de estudiar el ámbito biomédico del ser humano en la vejez, sino que trata de comprender todo el contexto del ser humano durante esta etapa de la vida. El objetivo de la gerontología es mejorar la calidad de vida de las personas en la Tercera edad, lo cual tiene un impacto positivo en el aumento saludable la longevidad humana y en la esperanza de vida al nacer de la población.

En la gerontología se encuentran profesionales como médicos, psicólogos, antropólogos, sociólogos, trabajadores sociales, enfermeros, logopedas, entre otros, los cuales buscan entender de forma más holística el fenómeno del envejecimiento humano. En la gerontología también tienen lugar terapias que desde hace unas décadas vienen tomando fuerza como las terapias asistidas con animales. Para el enfoque gerontológico de una residencia para personas mayores, por ejemplo, es muy pertinente dar cabida a estas terapias y otras como la arte-terapia y la musico-terapia. Resumiendo, la gerontología es un campo de estudios y la geriatría es una especialización médica.

La medicina es cada vez más gerontológica

El enfoque integral de la gerontología ha resultado ser muy positivo, por lo cual los médicos geriatras cada vez más entienden cómo las circunstancias sociales, culturales, psicológicas y biológicas de una persona mayor influyen en su salud. Tanto en el tratamiento como en la rehabilitación, el enfoque integral de la gerontología tiene un impacto muy positivo sobre el trabajo del médico geriatra.

Por ejemplo, aunque las relaciones sociales no son un tema directamente médico, poco a poco se va comprendiendo cómo las amistades, las relaciones sociales, los entornos amigables, las actividades en grupo, entre otras, afectan la salud durante la vejez. Sucede igual con la psicología; si bien el médico no tiene una formación profunda en psicología, recientemente ha reconocido que los estados de ánimo, las actitudes frente a la salud o la enfermedad, incluso las ideas y la compleja relación entre deseos, esperanzas, miedos y razones, impactan la salud de la persona mayor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.